Alimentación segura: cómo evitar problemas con la manipulación de alimentos en el verano

El adecuado manejo, traslado y conservación de los alimentos resulta imprescindible para evitar la proliferación de bacterias que pueden causar enfermedades, tales como diarreas, síndrome urémico hemolítico y salmoneosis.
Tanto el proceso de compra como los de manipulación, cocción e ingesta de los alimentos deben ser realizados en forma segura para gozar de una alimentación saludable.
981340263
En cuanto al proceso de compra de los alimentos, se debe tener en cuenta varias cuestiones:
- Al elegir el establecimiento, tenga en cuenta el orden y limpieza de las instalaciones.
- Si compra carne picada, tome la que fue procesada en el momento y consúmala de inmediato.
- Controle las fechas de vencimiento de todos los productos y no compre alimentos sin fecha, marca o números de registro, ni aquellos cuyo envase se encuentre en malas condiciones.
- No compre alimentos preparados que se exhiban a temperatura ambiente, fuera de un refrigerador.
- No compre huevos que tengan la cáscara rota.

Durante la manipulación de alimentos se recomienda:
- Lavarse las manos con agua y jabón antes y después de cocinar.
- No mezclar alimentos crudos y cocidos.
- Guardar en la heladera y tapados aquellos alimentos que no van a ser sometidos al calor antes de ser ingeridos.
- Lavar las frutas y verduras antes de guardarlas en la heladera.
- Utilizando distintos utensilios para manipular los alimentos crudos y los cocidos.
- No volver a congelar un alimento que ya fue descongelado.

Y a tener en cuenta lo siguiente:
• Nunca se deben descongelar los alimentos en un sitio caliente o debajo de un chorro de agua.
• Las piezas grandes de carne pueden comenzar a descongelarse fuera de la heladera en un lugar fresco y aireado y, cuando la parte externa está descongelada, deben terminar de descongelarse en la heladera.
• Los productos deben colocarse en un recipiente impermeable y limpio para evitar que los líquidos se pongan en contacto con otros alimentos.
• Las verduras y hortalizas se pueden cocinar directamente sin descongelarse, mientras que carnes y pescados deben ser previamente descongelados, cocinados correctamente y ser consumidos cuanto antes.

Durante la cocción:
- Las carnes y comidas que llevan carne picada o trozada deben cocinarse hasta que no queden partes rojas o rosadas en su interior, mientras que los huevos deben cocinarse hasta que la clara y la yema estén firmes.
Al momento de comer también surgen algunos consejos:
- No dejar alimentos cocidos y/o perecederos a temperatura ambiente durante más de dos horas.

Estas recomendaciones nos permiten tener una alimentación saludable y sobre todo segura.

Autora: Lic. M. Florencia Plá

  • Twitter
  • Facebook