El Proyecto DeSeAr presentó la hoja de ruta por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres con discapacidad

Con la presencia de equipos de salud, jefes de Servicios de Adolescencia de la ciudad y la provincia de Buenos Aires, y referentes de organizaciones sociales dedicadas al trabajo por los derechos de las mujeres y las personas con discapacidad se presentó este lunes el Proyecto DeSeAr (Derechos sexuales y reproductivos en Argentina) con inclusión.
Fue en el marco de una reunión en un salón anexo del Congreso de la Nación en el que se compartieron detalles de esta iniciativa conjunta de FUSA AC, la Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad (REDI) y el Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para Eliminar la Violencia contra la Mujer.

El proyecto busca erradicar las distintas formas de violencia y discriminación y promover los derechos sexuales y reproductivos de las más de dos millones de niñas y mujeres con discapacidad que viven en Argentina.
87e71a9f-a9b5-458c-a9c2-524d46b7b42c
La jornada, que fue inaugurada por Sandra Vázquez, Directora Ejecutiva de FUSA AC, y Carolina Buceta, Presidenta de REDI, tuvo como objetivo central la presentación de los principales lineamientos del proyecto y sentar las bases para el trabajo conjunto entre actores clave para avanzar en el diseño e implementación de políticas públicas que contemplen efectivamente los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y niñas con discapacidad.

Tanto Vázquez como Buceti hicieron un repaso del trabajo que ambas instituciones vienen llevando adelante en temáticas vinculadas al cumplimiento de los derechos sexuales y reproductivos de las personas en el país y en especial de las mujeres y personas con discapacidad.

A su turno, Sofia Minieri, integrante de REDI y una de las coordinadoras del Proyecto DeSeAr, aseguró que “queremos hacer hincapié especialmente en el tema de la inclusión porque no es un proyecto de un grupo particular de personas, es sobre derechos universales, de todas las personas, incluidas las personas con discapacidad. Buscamos que las mujeres y las personas con discapacidad en particular pueden ejercer estos derechos en igualdad de condiciones con el resto de las personas. Y para eso es necesario, entre otras cosas, tener una lectura y una mirada de los derechos sexuales y reproductivos que sea interseccional y que incorpore la perspectiva de la discapacidad”. Y agregó: “Hay que tener en cuenta que en general leemos las necesidades de salud de las personas con discapacidad bajo el prisma de la discapacidad y hay que romper esa tendencia. Porque puede ser que las necesidades de salud sexual y reproductiva estén determinadas por la discapacidad pero también puede ser que no”.
IMG-1255
Luego, Malena Correa, del equipo de FUSA AC y también coordinadora del Proyecto, explicó que “este proyecto se trata de una innovación integrada, en la que proponemos abordar sistemáticamente la violencia contra mujeres y niñas con discapacidad; tendrá una duración de 36 meses y fue otorgado por el Fondo Fiduciario de la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres en un proceso competitivo y de selección rigurosa”. Y agregó que “en los próximos tres años proponemos trabajar con un enfoque multinivel para lograr un cambio duradero y sustentable, con perspectiva de discapacidad, abordando las formas intersecciones de discriminación que experimentan mujeres y niñas con discapacidad y que les impiden ejercer su derecho a la salud sexual y reproductiva en igualdad de condiciones que mujeres y niñas sin discapacidad”. IMG-1248

Luego la jornada se abrió a un intercambio de preguntas y respuestas con las más de 50 personas invitadas vinculadas al campo de la salud, las políticas públicas y los derechos de las mujeres y las personas con discapacidad en el ámbito estatal y de las organizaciones de la sociedad civil.

  • Twitter
  • Facebook