FUSA AC en el inicio del debate por la legalización del aborto

La de este martes fue una jornada histórica en el Congreso de la Nación: por primera vez se empezó a debatir un proyecto que busca despenalizar y legalizar el aborto en nuestro país. Se escucharon en total 32 voces a favor y en contra de la iniciativa y por las próximas semanas serán cerca de mil las voces que puedan expresarse.

Por la mañana fue el turno de quienes recomiendan la aprobación del proyecto que apoya el aborto legal, seguro, gratuito y una de las primeras expositoras fue la Dra. Sandra Vázquez, Directora Ejecutiva de FUSA AC, quien expuso sobre el impacto negativo que la legislación vigente, que mantiene penalizado el aborto aunque lo permite en situaciones condicionadas por causales, tiene en la salud de las mujeres y adolescentes. Debate-Aborto-Congreso-abril-AE-1920-23

“Primero quiero agradecer este espacio para compartir mi visión sobre este tema basada en la experiencia como ginecóloga infanto juvenil de 30 años de actuación en hospitales públicos, y habiendo recorrido gran parte del país, trabajando en salud sexual y reproductiva y lo que me dejó como aprendizaje”, aseguró, y agregó: “He visto mujeres felices con sus embarazos que se sienten madres desde antes de producirse la anidación, mujeres angustiadas por sus embarazos, mujeres que lograron que su situación sea tipificada para una interrupción legal del embarazo en el marco legislativo actual y también mujeres en gravísimo estado de salud por haber tenido que acudir a abortos clandestinos e inseguros”.

Luego Vázquez aseguró que “la interrupción de un embarazo en nuestro país debe abordárselo como una cuestión de salud de la mujer, de salud pública y también como un derecho. La clandestinidad, la falta de información y la carencia de espacios de acompañamiento y contención se combinan para conformar riesgos que serán diferentes según los recursos cognitivos, sociales y materiales de cada mujer”. Y finalizó: “Estoy segura que esta honorable Cámara está en condiciones de distinguir entre las evidencias científicas y las justificaciones basadas en subjetividades y fanatismos religiosos. Demos un nuevo marco legal que haga felices a todas las mujeres, las que desean ser madres, las que quieren culminar su embarazo y darlo en adopción y las que no quieren continuar su embarazo”.

Otras opiniones a favor de la aprobación del proyecto 1523386877928

PAOLA BERGALLO (Abogada y profesora asociada de la Escuela de Derecho e investigadora del CONICET): “La penalización ha sido ineficaz, no ha disuadido a las mujeres, no las hemos castigado ni tenemos intención de hacerlo, pero además tampoco garantizamos los abortos que son legales”.

ANDRÉS GIL DOMÍNGUEZ (Abogado): “El punto de partida es tener en claro que el derecho penal en Argentina respecto del aborto voluntario ha fracasado rotundamente. Ustedes tienen la posibilidad de superar el dolor y transformarlo en derecho, de eso se trata ser legislador”.

MARTA ALANIS (Titular de “Católicas por el derecho a decidir”): “Las mujeres católicas también abortamos. Sabemos que hay un gran consenso en la sociedad. Solicitamos mejor y mayor salud pública. Defendemos el derecho de la mujer a decidir”.

MARIANA ROMERO (Médica):
“Desde la democracia a la fecha, 3.030 mujeres fallecieron por aborto en Argentina. Las mata la inseguridad de un procedimiento que las obliga a buscar atención en la clandestinidad, sintiéndose condenadas”.

MARCELO ALEGRE (Profesor de Derecho y Filosofía de la UBA): “¿Por qué insisten con argumentos absurdos que conllevan a retrasar el reloj de la historia un siglo? Si la penalización ha fracasado, si es una norma casi en desuso. ¿No será tal ves que es la única motivación es el extremismo ideológico?”

NELLY MINYERSKY (Abogada):
“Hago un llamado a los legisladores para que pasen a la historia, ya que uno, cuando trabaja en temas tan serios que violan derechos fundamentales de más de la mitad de la población, queda en la historia”.

GASTÓN CHILLIER (Director ejecutivo del CELS): “La actual política de penalización y finalización del aborto viola sistemáticamente una serie de derechos humanos protegidos constitucionalmente. La penalización no disuade a las mujeres, sólo hace que los abortos sean clandestinos y se practiquen en forma insegura y aumente la mortalidad”.

VERÓNICA LLINÁS (Actriz): “La realidad es que estamos ante un grave problema de salud pública. El Estado está ausente en materia de educación y prevención. No criminalicemos a las víctimas de esta situación, es una injusticia atroz”.

LUIS NOVARESIO (Periodista): “Los diputados no están en estos casos para hacer primar su criterio personal. Cuando el mismo sea distinto, creer que se puede imponer el propio por condiciones religiosas, o simplemente éticas, es muy preocupante”.

LEONARDO CARUANA (Especialista en medicina familiar y secretario de Salud Pública de Rosario): “Traigo la voz de todas las mujeres que no murieron. Debemos luchar contra las condiciones que limitan la vida individual y social”.

MARTHA ROSENBERG (Psicoanalista): “Hay mujeres que abortan embriones deseados, porque no deciden sólo en base a su deseo, sino en función de condiciones que juzgan necesarias para poder criar a un hijo”.

DORA BARRANCOS (Socióloga e historiadora): “Nuestro país ha gozado en sombras de una larga legitimidad social del aborto, contradice con la forma de la punición que subsisten. Más allá del impedimento legal, hay que diferenciar una auténtica división de clases. Para las mujeres de la clase media y alta, el aborto se hizo con todas la garantías sanitarias. Insisto es sostener el aborto, su despenalización como una contribución para la vida de las excluidas”.

SUSANA CHIEROTTI (Abogada): “Para cumplir con el mandato de prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas, el Congreso debe despenalizar la interrupción del embarazo, esto permitirá a las mujeres acceder a la autonomía reproductiva”.

MARTIN BOHMER (Director nacional de Relaciones con la Comunidad Académica y la Sociedad Civil del ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación): “No valoramos óvulos y espermas sueltos, en lo que nuestro Código Civil llama capacidad progresiva, valoramos mucho a quienes puedan llevar a cabo un plan de vida, por lo tanto hablar de vida no dice demasiado. Cuando las leyes son malas, deslegitima la autoridad democrática. Ruego que terminemos con eso, devolvamos a las mujeres su libertad”.

  • Twitter
  • Facebook