25 de Noviembre: Dia Internacional de la No Violencia hacia a las Mujeres, Lesbianas, Trans, Bisexuales y No Binaries

En el Día Internacional de la No Violencia hacia a las Mujeres, Lesbianas, Trans, Bisexuales y No Binaries, FUSA para la Salud Integral con Perspectiva de Derechos Asociación Civil y la Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad  asociadas en el Proyecto DeSeAr, Derechos Sexuales en Argentina Con Inclusión,  manifestamos nuestra preocupación por la prevalencia de graves formas de violencia contra las mujeres con discapacidad e instamos al Estado a adoptar marcos jurídicos y políticas públicas que garanticen el derecho de las mujeres con discapacidad a una vida libre de toda forma de violencia y discriminación.

El Estado no produce información estadística completa en materia de violencia contra las mujeres y niñas con discapacidad (MND); sin embargo, sabemos que en 2018, de un total de 255 víctimas de femicidio relevadas por el Registro de Femicidios de la Justicia, 10 eran mujeres con discapacidad. Más del 30% de las mujeres con discapacidad que se comunican con la Línea 144 de atención para mujeres en situación de violencia reportan ser víctimas de violencia económica. En 2018, se reportaron más de 90 casos de violencia contra mujeres con discapacidad a la Línea 137 sobre casos de Violencia Familiar.

Las MND experimentan diversas formas de violencia contra su libertad reproductiva en ámbitos institucionales. En particular, enfrentan un sinnúmero de barreras legales y prácticas que restringen su capacidad de tomar decisiones autónomas sobre su salud sexual y reproductiva.

En virtud de estereotipos sobre su sexualidad y de prejuicios sobre su incapacidad para criar a sus hijos, a las MND se les impide elegir libremente el método o práctica anticonceptiva que desean utilizar y se las somete a prácticas forzosas, como la prescripción de métodos anticonceptivos de larga duración y/o a prácticas de esterilización quirúrgica sin su consentimiento informado. La prevalencia de estas prácticas se ve favorecida por las barreras en el acceso a los servicios de salud, el escaso conocimiento de los equipos de salud en materia de derechos de las personas con discapacidad y la escasez de información pública accesible para que las MND conozcan sus derechos sexuales y reproductivos.

Al mismo tiempo, persisten normas jurídicas que vulneran los derechos de las MND, tales como el artículo 3 de la Ley 26.130 que faculta a los/as jueces a autorizar la esterilización de MND con restricciones a su capacidad jurídica, intervención judicial que está expresamente prohibida en el caso de las mujeres sin discapacidad. Esta distinción constituye una forma de discriminación por motivos de discapacidad y lesiona el derecho de las MND a mantener su fertilidad en igualdad de condiciones con el resto de las personas.

En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, reclamamos la implementación de políticas públicas efectivas que garanticen que las MND accedan a servicios de salud sexual y reproductiva, en igualdad de condiciones con el resto de las personas. En particular, el Estado debe garantizar el derecho de las MND a tomar decisiones autónomas sobre su cuerpo, sexualidad y reproducción.

Con ese fin, el Estado debe derogar el artículo 3 de la Ley 26.130 y otras normas que lesionan estos derechos y desarrollar estrategias para que las MND tengan información completa y accesible sobre sus derechos sexuales y reproductivos. Además, se deben implementar programas de capacitación para equipos de salud en materia de salud sexual y reproductiva de las MND, tanto en el ámbito público como en ámbitos de atención por obras sociales y prepagas y otros actores no estatales.

Buenos Aires, 25 de noviembre de 2019

Aborto no punible: Un derecho en riesgo

Como institución dedicada a la promoción, prevención y atención integral de la salud de adolescentes y jóvenes y como miembros del Consejo Asesor de la Dirección de Salud Sexual y Reproductiva y del consejo asesor del Plan ENIA, queremos expresar nuestro respaldo al Protocolo para la Atención Integral de las Personas con Derecho a la Interrupción Legal del Embarazo y manifestar nuestra profunda preocupación frente a la posibilidad de que quede sin efecto la Resolución No. 3158/2019 de la Secretaría de Gobierno de Salud que lo aprueba.

El derecho a la interrupción del embarazo por causales fue consagrado en nuestro país en el artículo 86 del Código Penal de 1921, hace casi 100 años, y fue luego ratificado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo “F.A.L” de 2012. La actualización del Protocolo de actuación implica un avance sustancial para los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y personas con capacidad de gestar ya que, por primera vez, adquiere jerarquía normativa por tratarse de una resolución oficial. Este instrumento les permite a los equipos de salud trabajar en un marco de mayor seguridad jurídica y busca evitar la judicialización de los casos que muchas veces bloquean en el ejercicio de este derecho. Además, todas las provincias deberán ahora implementar esta normativa, hayan o no adherido al Protocolo de 2015.

Entre otros avances, la actualización del Protocolo incorpora el concepto de autonomía progresiva existente en el nuevo Código Civil y Comercial de 2015, incluye las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud acerca de los procedimientos para la interrupción legal del embarazo y hace hincapié en la importancia de la celeridad de la práctica, estableciendo un plazo máximo de diez días corridos entre el pedido de la ILE y la práctica.

En un país como Argentina, donde la muerte por embarazo terminado en aborto se encuentra entre las primeras causas de muerte materna,  un instrumento de política pública como el nuevo Protocolo para la Atención Integral de las Personas con Derecho a la Interrupción Legal del Embarazo resulta fundamental para garantizar la dignidad, los derechos, la salud y la vida de las niñas, adolescentes, mujeres y personas con capacidad de gestar.

Equipo de FUSA AC

Te contamos más sobre el sistema intra-uterino (SIU)

¿Qué es el SIU?

El SIU o sistema de liberación intrauterino es un dispositivo pequeño de plástico que tiene forma de T que se coloca en el útero e impide que los espermatozoides puedan fecundar al óvulo.

Sistema intra-uterino (SIU)

¿Cómo funciona?

A diferencia del DIU este dispositivo libera una muy pequeña dosis de una hormona llamada levonorgestrel que hace que el moco del cuello uterino se vuelva más espeso, impidiendo el ingreso de los espermatozoides. El sistema intrauterino es el único anticonceptivo hormonal a largo plazo que tiene un efecto anticonceptivo principalmente local en el útero. Por lo tanto, los niveles de hormonas en el torrente circulatorio son bajos, lo que podría ayudar a reducir el riesgo de efectos secundarios hormonales.

¿Cómo se usa?

Se coloca en el interior del útero por un profesional en un consultorio. Es un procedimiento que normalmente lleva solo unos minutos y requiere un chequeo posterior al menos una vez al año. La mayoría de las veces la colocación causa solo unas pequeñas molestias, pero se trata de un procedimiento sencillo y sin dolor.

¿Cuánto dura?

Una vez que el SIU es colocado su efecto anticonceptivo dura 5 años. La posibilidad de embarazo luego de retirar el dispositivo es del 80% durante el primer año.

¿Es efectivo?

Es un método muy eficaz (99,5% de eficacia) ya que no depende de la acción de quien la usa como en el caso de las pastillas anticonceptivas. Es efectivo como método inmediatamente después de la correcta colocación y durante el tiempo indicado al momento de la colocación.

¿Quienes pueden utilizarlo?

Casi todas las personas pueden utilizar el SIU, incluyendo adolescentes, hayan o no transitado un embarazo. Está especialmente indicado, para mujeres con diagnóstico de sangrado vaginal intenso o prolongado.

¿Qué otros beneficios tiene el SIU?

• Se puede extraer en cualquier momento.

• Reduce el sangrado vaginal y disminuye los dolores provocados por el ciclo menstrual.

• Está especialmente recomendado para personas con sangrados menstruales muy abundantes o con miomas uterinos (fibromas).

Pedí más información sobre éste y otros métodos anticonceptivos de largo plazo llamando al 4981 4241 o escribinos a info@grupofusa.org