Hablemos de TCA

Hoy es el Día de Lucha contra los Trastornos de Conducta Alimentaria, problemática de la que se habla poco pero nos afecta mucho: Argentina es el segundo país con más casos en todo el mundo. Los estereotipos de género, la cultura de la delgadez y las dietas muy restrictivas son algunos de los desencadenantes de los TCA. 

¿Qué son los TCA?

Los TCA son enfermedades crónicas y progresivas que, si bien se manifiestan a través de la conducta alimentaria, implican también factores biológicos, psicológicos y socioculturales. Pueden afectar a personas de cualquier edad, sexo, raza o nivel socioeconómico, pero es más común en feminidades adolescentes y jóvenes. 

Los modelos hegemónicos instalados en la sociedad enseñan que hay ciertos tipos de corporalidades que son aceptadas, y otras que no. Estos estereotipos no son sólo imposibles de alcanzar, sino que además afectan la salud mental de muchas personas, especialmente a las mujeres.

¿Qué tipos de TCA existen?¨

  • Anorexia Nerviosa

Se caracteriza por una restricción y reducción de la ingesta, lo que conduce a una pérdida significativa del peso. Durante todo este tiempo el/la paciente tiene gran dificultad para reconocer su delgadez extrema. 

Bulimia Nerviosa

Se caracteriza por la existencia de episodios recurrentes de atracones. Se considera como atracón a la ingesta de una cantidad de comida claramente superior a la que la mayoría de las personas pueden ingerir en un periodo determinado de tiempo (aproximadamente dos horas), acompañada de la sensación de pérdida de control durante este episodio. La persona trata de compensar para evitar el aumento de peso mediante el vómito autoprovocado, el ejercicio excesivo, el ayuno o el uso de laxantes, diuréticos u otros medicamentos.

Trastornos Alimentarios no Específicos (TANE)

La categoría de TANE se refiere a los trastornos de la conducta alimentaria que no cumplen los criterios para ninguno de los trastornos específicos. Para el diagnóstico hay que tener en cuenta que debe existir una relevancia clínica en la sintomatología y especificar cuál de los criterios de anorexia nerviosa o bulimia nerviosa no se cumple. 

¿Cómo podemos contribuir a la prevención de los TCA?

Hablar sobre esta problemática. Habilitemos espacios de conversación y contención con amigxs y familiares para que nadie se sienta solx y quien lo necesite pueda pedir ayuda.

Promover la implementación de la ESI.Trabajar desde la niñez el respeto hacia la diversidad y promover el debate sobre estándares de belleza hegemónicos es el primer paso para prevenir los TCA.

Evitar el body-shaming. Hacer comentarios sobre el cuerpo de lxs demás no va. Estas opiniones, aunque a veces sean con buena intención, pueden generar daños a largo plazo para las personas que las reciben.

 

Los TCA, ¿tienen tratamiento? 

Sí, se pueden tratar y curar si la persona hace un tratamiento con un equipo interdisciplinario especializado, que incluye psicólogxs, psiquiatras, médicxs clínicxs o pediatras especialistas en adolescencia y nutricionistas. La coordinación del tratamiento suele estar a cargo del psiquiatra, quien es el responsable de establecer las líneas generales del tratamiento y coordina al resto del equipo. La Ley 26.396 garantiza que las obras sociales cubran al 100% todas las prácticas necesarias para su atención.

Lanzamos un episodio especial del podcast #AhoraQueEsLey

En el Día Internacional para la Prevención del Abuso Sexual contra las niñas, niños y adolescentes lanzamos un episodio especial de #AhoraQueEsLey, el podcast de FUSA AC que busca brindar información y asesoramiento a quienes estén realizando interrupciones voluntarias y/o legales del embarazo  o quieren comenzar a realizar la práctica médica.

En Argentina, los embarazos no intencionales en menores de 15 años son 8 de cada 10, y, la mayoría de las veces, son consecuencia de abuso y violencia sexual.

¿Cómo deberían actuar los equipos de salud en estos casos? ¿De qué manera se construye una ruta de atención respetuosa y libre de prejuicios?

La periodista Gisela Busaniche busca respuestas junto a Sandra Vázquez, Directora Ejecutiva de FUSA AC. Podés escuchar el episodio haciendo click acá. 

Presentación del Kit para una Atención Inclusiva de la Salud Sexual y Reproductiva

En Argentina alrededor de dos millones de personas socializadas como mujeres presentan algún tipo de discapacidad y un tercio de ellas se encuentra en edad reproductiva. Este grupo poblacional suele enfrentarse con serios obstáculos al momento de ejercer sus derechos en materia de salud. Frente a esta realidad, FUSA AC y la organización REDI, en el marco del Proyecto Desear, lanzan el Kit para una Atención Inclusiva de la Salud Sexual y Reproductiva, destinado a equipos de salud.

Se trata de una guía orientativa para incorporar la perspectiva de discapacidad a la atención y una serie de tarjetones y videos explicativos sobre métodos anticonceptivos y de interrupción del embarazo desarrollados en un lenguaje simple y formato accesible. En el caso de los audiovisuales, incluyen traducción en lengua de señas argentina y subtítulos. 

Los materiales, que son de uso y difusión libre y gratuito, tienen el objetivo de promover el acceso a la salud sexual y (no) reproductiva de mujeres y niñas con discapacidad, siendo un punto de partida para visibilizar la problemática y (de)construir espacios que apuesten a una inclusión verdadera a través de la formación de los profesionales de la salud.   

El Kit, que se produjo en contexto de pandemia y fue validado por equipos de salud y personas con discapacidad, será presentado el jueves 2 de diciembre a las 17 hs en vivo a través del canal de YouTube de FUSA AC. La fecha fue elegida con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que es el 3 de diciembre, y el evento contará con la participación de destacados profesionales de la salud, activistas, decisores y representantes de sociedades científicas: 

Malena Correa, coordinadora del Proyecto Desear (FUSA). 

Sandra Vázquez, directora de FUSA. 

Andrea Grassia, activista en REDI.

Valeria Isla, Directora de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud de la Nación.

Juan Carlos Escobar, Director Adolescencias y Juventudes del Ministerio de Salud de la Nación.

Viviana Cramer, presidenta de SAGIJ.

El Kit fue producido en el marco del Proyecto Desear, una iniciativa de FUSA AC y REDI, impulsada por el Fondo Fiduciario de la ONU para Eliminar la Violencia contra la Mujer. Su objetivo es eliminar la violencia y discriminación hacia las niñas y mujeres, especialmente la violencia institucional que experimentan en el acceso a los servicios de salud las más de dos millones de mujeres con discapacidad que viven en Argentina.

Hacé click acá para inscribirte y recibir el kit con los materiales en forma digital.

Calorías vs. Nutrientes: ¿a qué prestarle más atención?

Las calorías son energía que necesita nuestro cuerpo, pero también el motivo de obsesión de muchas personas al elegir los alimentos que van a consumir. Muchas veces, seleccionamos lo que comemos en función a las calorías que aportan sin contemplar al alimento en su totalidad, cuando lo primero que debemos preguntarnos es qué aporte nutricional tiene.

No es lo mismo consumir 1200 calorías diarias provenientes de harinas refinadas, azúcares y grasas malas, que hacerlo a través de una dieta rica en fibras, proteínas, grasas saludables, hidratos de carbono complejos, vitaminas y minerales. Para comprender esta idea podemos tomar el ejemplo de una ensalada césar y un sándwich de jamón y queso: ambos tienen un aporte de calorías similares, pero si analizamos sus nutrientes son muy distintos.

Para cuidar la calidad de tu alimentación, tené en cuenta: 

–  Para que un plan de alimentación sea saludable, debe ser lo más variado posible

para abarcar la mayor cantidad de nutrientes.

– Comprar alimentos frescos y evitar los ultraprocesados.

– Cocinar en casa siempre es la mejor opción. Las cocciones saludables no alteran la calidad ni los nutrientes de los alimentos y no aumentan sus calorías en exceso.

– Leer con atención las etiquetas nutricionales.

– Cocinar sin sal. La mayoría de los alimentos envasados presentan sal en su composición.

– Utilizar el aceite crudo. Al calentarlo se transforma en una grasa de mala calidad.